Desde hace ya años, las empresas han cambiado sus tácticas en cuanto a los lanzamientos de productos o nuevas promociones.

Una de ellas, cada día más solicitada, es utilizar la grafología como una  experiencia personal.

Consiste en invitar un día concreto a varias personas a realizarse un análisis grafológico in situ.

A la vez la empresa aprovecha para enseñar sus novedades a los asistentes así como promocionar sus productos.

El cliente, en un ambiente distendido visita el local sintiendo una atención personalizada y única.

MÉTODO

Posteriormente se le ofrece la prueba de grafología que consiste en escribir tres líneas y firmar. Yo como grafóloga le hago un pequeño resumen de su personalidad. Esto es algo que sorprende y gusta a la mayoría.

Al no haber visto nunca a la persona es más excitante ver cómo con ese pequeño texto puede hablar de:

  • La inteligencia, o de la voluntad.
  • Cómo con esas líneas se ve la vitalidad de una persona, o la tristeza.
  • La fuerza mental, la alegría o el espíritu de emprendedor. Se puede ver cuando una persona quiere evolucionar o está estancada sin poder avanzar.

Y es que a veces cuando alguien de fuera nos dice lo que hay dentro de nuestro interior es cuando más reflexionamos sobre ello.

Ni el gesto de la cara engaña a la grafología.

ESPACIO

No necesita de grandes espacios Solo necesitamos una mesa, papel y bolígrafo o cualquier otro útil. El escrito, tanto como el análisis es confidencial.

Son muchos años ya asistiendo a eventos en toda España , reuniones y también para retiros de personal de diferentes entidades donde esto ayuda a los empleados en su relación con los jefes y compañeros.

He colaborado en eventos diversos con empresas como Montblanc, Christian Diór  etc.

Si te interesa esta experiencia para tu empresa puedes ponerte en contacto conmigo a través de esta web.